Con un marcado interés en temas vinculados con la investigación y la innovación en el agro para abordar temas como cambio climático, la ruralidad –donde la migración de los jóvenes crece exponencialmente– o la tendencia hacia una alimentación de calidad, el recientemente designado director nacional del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), ingeniero agrónomo Carlos Parera, aseguró a El ABC Rural que trabajará en un nuevo plan de mediano plazo, evaluando las dificultades y aciertos para poder tener una hoja de ruta institucional que guíe a su gestión.

“Los jóvenes son el futuro”, destacó Parera quien analizó: “Desde la institución debemos promover la participación de los gobiernos municipales, provinciales y de las organizaciones de productores para potenciar a los jóvenes en los nuevos perfiles que demanda la agricultura 4.0”

-¿Cual es la función prioritaria del director nacional de INTA?

– El director nacional es quien hace operativas las políticas que genera el consejo directivo de la institución, que es la máxima autoridad política del organismo. Allí se fijan estrategias políticas donde el director nacional participa activamente ya que es el responsable de ejecutarlas. Mi responsabilidad es hacer que esta gran institución funcione correctamente y esté al servicio de todos.

Organismo con territorialidad particular

El INTA es una de las organizaciones del Estado nacional que posee presencia en todas las regiones geográficas de la Argentina. Esta particularidad genera que la diversidad del conocimiento sea una estrategia indispensable en la existencia del organismo. “En un país diverso como la Argentina nuestra institución está plagada de diversidad”, asegura Perera.

-¿Cuál es la unidad más alejada que tiene el organismo?

-Tierra del Fuego es la Experimental más austral del INTA en nuestro país. Por su parte en el Norte, la más lejana es Abra Pampa en la provincia de Jujuy, aunque La Quiaca es la agencia de extensión más extrema.

-¿Cuáles son las principales fortalezas del INTA?

-Una de ellas es, justamente, la presencia territorial; debe haber muy pocas instituciones que tienen en el país una distribución territorial similar.

El capital humano es otra de sus fortalezas, ya que el INTA siempre se preocupó por contar con profesionales y personal de apoyo de excelencia.Incluso permanentemente promovemos su formación y capacitación debido a que es un aspecto clave en nuestro desarrollo.

Otra fortaleza son los consejos de administración y los consejos locales asesores de las estaciones experimentales o agencias de extensión, cuyo trabajo nos permite definir pautas con los productores.

-¿Cuál será su agenda de gestión durante su mandato?

La agenda va a ser compartida con el consejo directivo. Sin embargo en mis propuestas tengo algunos conceptos que creo debemos desarrollar en conjunto que seguramente discutiremos con las nuevas autoridades del INTA, que se pondrán en función en estos días.

-¿El fortalecimiento de la relación con los productores agropecuarios será un eje de trabajo?

-Sin dudas. El fortalecimiento de los consejos locales a nivel país nos va ayudar a eso. Creo que cada agencia tienen que tener un consejo local asesor que sea activo y con gran nivel de participación. Es fundamental que haya grupos que identifique problemas y traiga desafíos para el fortalecimiento del territorio y la innovación en el agro.

inta Innovación en el agro
“El INTA es una de las organizaciones del Estado nacional que posee presencia en todas las regiones geográficas de la Argentina”, señaló Carlos Parera.

97 proyectos en cartera

-¿Qué otros proyectos espera realizar en estos años como director nacional?

-Un gran desafío será poner en funcionamiento toda la cartera de proyectos que existe en el INTA, basado en un trabajo que implementamos en el último año, donde hicimos una prospección y configuramos un árbol de oportunidades y problemas que desembocó en 97 proyectos que vamos a trabajar en esta gestión.

Otro desafío personal es aportar para que nuestra entidad siga concentrándose en los jóvenes. Es una gran decisión que el INTA comience a trabajar más con la juventud para evitar el despoblamiento del sector rural que es bastante preocupante en algunas regiones.

-¿De qué manera se incentivará a los jóvenes para seguir ligados al campo?

-Tenemos un proyecto específico orientado a los jóvenes para mitigar el problema serio de la despoblación y migración rural. Debemos incentivar a que los jóvenes vean a la actividad rural como una oportunidad para desarrollarse, crecer y capacitarse.

De todas maneras creemos que no es una tarea solo del INTA. Pretendemos la participación de mucha gente e instituciones, además de las provincias, los municipios y el sector educativo, como artífices principales.

Los problemas presupuestarios       

El organismo creador y desarrollador de las políticas activadas en materia de investigación para el agro viene soportando de manera alternada serios inconvenientes presupuestarios que alteran la contratación de personal calificado para las diversas tareas que necesita ejecutar para su funcionamiento correcto.

-¿Cómo reacciona el organismo cuando ocurren estos problemas de reducción de recursos humanos?

-En la actualidad estamos teniendo un convenio con Conicet, mediante las becas co-financiadas INTA-Conicet que es un proyecto desarrollado en los últimos años. Esto nos permitió el ingreso de gente joven a la institución, quienes tienen que terminar su proceso con un doctorado.  De esta manera apuntamos a dos aspectos claves: la incorporación de jóvenes al INTA y la máxima capacitación mediante el doctorado.

-¿Hay en INTA capacidad de adaptación rápida a los nuevos tiempos, a los problemas que sufre el productor en tiempo real?

– Ese es otro desafío institucional. Hoy la tecnología es una ola bastante imparable y en muchos casos esta innovación supera la capacidad que tiene el ser humano para comprenderla.

Entonces es imprescindible contar siempre con la suficiente capacidad de adaptación. A las instituciones les cuesta más que al personal, por eso el desafío es que como institución podamos adaptarnos a tratar de surfear esa ola de la innovación y creo que el INTA tiene la capacidad para hacerlo.

La historia nos dice que la institución siempre acompañó los procesos innovadores del mundo agropecuario y estamos seguros que lo puede hacer ahora también.

Nueva conducción del INTA y desafíos

Consultado sobre las perspectivas en torno a la asunción de nuevas autoridades en la conducción política del INTA, Parera dijo que “mi responsabilidad ahora es discutir y acompañar a las nuevas autoridades que se designen, por el bien de todos”.

En ese sentido, aseguró que es innegable que habrá “cambios políticos en el INTA comenzando por un nuevo presidente”, aunque destacó que no es una institución que cambia demasiado sus lineamientos de trabajo, más allá de los cambios de Gobierno.

“Nuestra misión institucional nos marca el rumbo a largo plazo; esa misión hace que el INTA no cambie mucho en sus pareceres de trabajo. Siempre trabajamos con todos los sectores, tanto con el pequeño productor como acompañando a empresas de alto nivel tecnológico y desarrollo genético, por lo cual no se dan cambios bruscos ”, indicó el entrevistado.

INTA Informa@INTAInforma

«La riqueza de la institución está en su gente (…) Lo importante es que hemos ido acompañando los paradigmas de desarrollo del sector y de la nación, en muchos casos liderando», dijo Carlos Parera, director nacional del instituto, en el marco de la celebración del

Ver imagen en Twitter
Ver los otros Tweets de INTA Informa

La extensión como norte

En un tramo de la charla, Parera calificó como “fundamental “el trabajo que hace el INTA en materia de extensión a la que identificó como una fortaleza fundamental de la institución, que debe desarrollarse en coordinación con la investigación.

“La extensión y la investigación nos diferencia de muchas otras instituciones. Inclusive a nivel mundial es difícil encontrar estas dos patas unidas como se las encuentra en INTA”, sostuvo.

“Debemos abordar el concepto de innovación que implica tener el conocimiento y trasmitirlo a través de la extensión; ese es un gran desafío del INTA para lo que viene”, expresó, al tiempo que señaló: “Es importante generar el conocimiento que la gente necesita, pero más conveniente es saber transmitirlo”.

-¿Las economías extra pampeanas o regionales están en la órbita de INTA para el próximo período?

– Por supuesto que sí. Debemos prestarle mucha atención, porque ellas tienen atraso tecnológico en algunas de las cadenas y debemos revertirlo. En algunos cultivos estamos con rendimientos muy por debajo de la media internacional, con variedades que no están adaptadas a lo que requiere el mercado y demás.

-¿Juntar a los productores siempre es tarea difícil?

-Tenemos el desafío de tratar de juntar a la gente mediante planes estratégicos de asociativismo, como ocurrió con el Plan Estratégico Vitivinícola que nos permitió la coordinación de investigación con muy buenos resultados.

Es un gran desafío del INTA promocionar esta investigación para poder identificar esos cuellos de botella que este sector tiene y que lo margina del mercado en cuanto a competencia.

ota relacionada: Carlos Parera, nuevo director nacional del INTA

0 CommentsClose Comments

Leave a comment

Newsletter Subscribe

Get the Latest Posts & Articles in Your Email

We Promise Not to Send Spam:)